News

Una nueva tecnología promete reciclar mucho más plástico. Pero puede que no sea suficiente

Para 2025, Nestlé promete no utilizar en sus productos ningún plástico que no sea reciclable. Para ese mismo año, L’Oreal dice que todos sus envases serán “rellenables, reutilizables, reciclables o compostables”.

Y para 2030, Procter & Gamble se compromete a reducir a la mitad el uso de resina plástica virgen procedente del petróleo.

Para conseguirlo, estas empresas y otras están promoviendo una nueva generación de plantas de reciclaje, llamadas de reciclaje “avanzado” o “químico”, que prometen reciclar muchos más productos de los que se pueden reciclar hoy en día.

Hasta ahora, el reciclaje avanzado está teniendo dificultades para cumplir sus promesas. Sin embargo, la industria del plástico considera que esta nueva tecnología es la solución a un problema mundial de residuos que se está disparando.

El método tradicional de reciclaje consiste simplemente en triturar y fundir los residuos plásticos. Los nuevos operadores de reciclaje avanzado afirman que pueden descomponer el plástico mucho más, en componentes moleculares más básicos, y transformarlo en plástico nuevo.

Back to top button